Sectores

  

En el sector de la moda existe una enorme competencia, como consecuencia de la amplia variedad de marcas del sector, así como de la aparición de enseñas muy competitivas en precio. Además, las distintas campañas que se acometen durante el año, intentan atraer a los clientes para que compren en sus establecimientos.

Sin embargo, una gran cantidad de clientes se van de las tiendas sin comprar nada, y no siempre la respuesta del porqué esto sucede, se puede atribuir a los precios o la oferta de productos. Tan sencillo como no poder encontrar el modelo o la talla adecuada, o el simple consejo del vendedor, hace que muchos clientes abandonen el establecimiento, sin ni siquiera haber tocado o probado una prenda.

Los empleados de este tipo de establecimiento, muchas veces ocupados en las tareas de orden y reposición de productos, adolecen de prestar la atención necesaria a los potenciales clientes. Y de este modo, éstos últimos acaban dando un breve paseo por la exposición para abandonar el local sin comprar y sin interactuar con nadie del equipo de ventas.

Está comprobado que con unas pocas preguntas y una breve interacción con el cliente se puede desencadenar una opción muy alta de finalizar la visita con una venta. Es más, la venta cruzada o adicional, se presta mucho en este tipo de sector, siempre y cuando el vendedor siga unas pautas muy simples.

Probablemente la mayoría de los vendedores de este tipo de establecimientos han sido entrenados para realizar estas acciones, pero la realidad del día a día demuestra que con el paso de las semanas, la "tensión de venta" disminuye.

El programa de Mystery Shopping permite evaluar en qué condición están los miembros del equipo de ventas, en lo que se refiere a la atención al cliente, ofreciendo resultados que permiten acometer las acciones oportunas para mejorar los resultados y volver a instruir/motivar a los vendedores, como en el primer día.